“Gestionar un taller con fluidez es posible con la ayuda de herramientas informáticas”

Para Carlos Ruiz Canedo, gerente de MOTOR AUTO CRC, herramientas como Armin posibilitan planificar de forma óptima el trabajo diario en el taller.

 

Realizar presupuestos, gestionar los recambios, revisar informes de ventas, compras… Todas estas tareas también forman parte del quehacer diario en cualquier taller de vehículos, además de la labor de reparación propiamente dicha.

Gestionar un taller es cada vez más complicado si lo a lo que aspiramos es a en tener un negocio rentable, que pueda rivalizar en un mercado tan competitivo como el de la posventa de automoción.

Por eso, cada vez es más importante para los negocios de reparación de vehículos contar con herramientas tecnológicas que nos ayuden a llevar esta tarea de la forma más eficaz y sencilla posible que no nos impida poder dedicar el tiempo a otras tareas igual de necesarias en el taller.

Y es que un taller organizado y medible está más cerca de ser rentable, algo fundamental en unos tiempos en los que sacar el mayor rendimiento a cada operación (ya sea una reparación o un mantenimiento) es vital para la sostenibilidad y perdurabilidad del negocio de reparación de vehículos.

Ahorro de tiempo

De todo ello es muy consciente Carlos Ruiz Canedo, gerente de MOTOR AUTO CRC, un taller a punto de cumplir su quinto aniversario, especializado en todo tipo de operaciones de mecánica y que opera en la localidad de Barberà del Vallès (Barcelona).

Para Carlos, el uso de herramientas informáticas es de gran importancia a la hora de gestionar con fluidez un taller de reparación. “El simple hecho de tener una base de datos de todos los vehículos, de los clientes, o poder extraer información rápidamente de informes, ventas, compras, abonos, etc… supone un gran avance y ahorro de tiempo”, señala.

Además, según el gerente de MOTOR AUTO CRC, con programas como Armin, “poder pedir casi cualquier recambio de un vehículo, conocer precios, referencias, marcas y, sobre todo, disponibilidad de ese material, es vital para poder planificar la faena diaria y poder informar al cliente de cuándo puede tener su vehículo reparado y cuál será el coste de esa reparación”. 

De su experiencia con Armin, lo que más valora Carlos Ruiz Canedo entre sus ventajas “es el ahorro de tiempo, al no tener que estar constantemente haciendo llamadas a los proveedores para pedir información sobre una pieza. También es muy importante la posibilidad de hacer pedidos y presupuestos en horarios distintos a su horario comercial, al poder gestionarlo todo vía web”.