Clodoveo López. Talleres Zeon: "ARMIN nos aporta rentabilidad"

03/04/2014

Son muchos los años que el Taller Zeon lleva cuidando del buen mantenimiento de los turismos y furgonetas de los vecinos de Chiclana (Cádiz) y sus alrededores. Se trata de un InterTaller, referente en localidad, en el que encontramos a un equipo de tres profesionales de la mecánica en el que converge la experiencia de dos generaciones al frente del negocio. Muchos años dedicados a la posventa del automóvil que, en definitiva, dan para mucho. Para ver cómo los hábitos de los automovilistas, sin duda influidos por las dificultades económicas, han cambiado. Pero también para comprobar cómo lo han hecho las herramientas tecnológicas al servicio del taller.

“Los conductores están retrasando al máximo el mantenimiento de sus coches. Algunos llegan al taller cuando sus vehículos no pueden más, y quieren gastar lo mínimo imprescindible en su reparación. Pero nosotros sabemos que si hubiesen puesto a punto convenientemente el coche con anterioridad podrían haber evitado esa avería tan costosa que ahora impide al coche circular”, afirma Clodoveo López, segunda generación al frente de Talleres Zeon.

“Precisamente esa falsa cultura del ahorro hace que determinados conductores lleguen incluso a plantearse recurrir a piezas de desgaste provenientes del desguace, como discos de freno o pastillas, algo que, evidentemente, desaconsejamos. Por eso insistimos tanto en que en lo primero que deben de pensar es en su seguridad y en la de los suyos. Hay límites que no se deben rebasar, y conducir un automóvil es una responsabilidad que también comprende su correcto mantenimiento. Pasar por el taller conlleva un gasto necesario, y responsable, que las familias deben de contemplar más como una inversión. Una inversión en seguridad que a la larga, ahorra dinero”, asegura. 

"Usar ARMIN es tremendamente fácil. Desde el primer momento en el que conocimos el potencial del programa tuvimos claro que se adaptaba perfectamente a nuestras necesidades. Y, por fin, nos ha liberado definitivamente de los catálogos en papel. Con ARMIN, hemos reducido tiempos en la gestión del recambio, ganando en control y productividad, en rentabilidad, que en definitiva es lo que toda empresa, sea del tipo que sea, persigue”.
Clodoveo López. Usuario de ARMIN en Talleres Zeon

Una inversión rentable

“Nosotros, en el taller, también invertimos constantemente en nuestros clientes. Y no solo formándonos y procurando que nuestros conocimientos estén a la altura de lo que los vehículos que llegan a nuestras instalaciones necesitan. También dotándonos del equipamiento necesario y de las herramientas que nos hacen más eficientes. Que nos permiten prestar un mejor servicio al automovilista”.¿El mejor ejemplo que se me ocurre? ARMIN. Sin duda una revolución para el taller”, afirma.

“Desde siempre, he tenido claro que los profesionales del taller hemos de disponer de las herramientas tecnológicas más avanzadas para ayudarnos en nuestro día a día. Recuerdo mis experiencias, en este sentido, con los primeros catálogos electrónicos de piezas a disposición del taller. Una primera ayuda que, aunque con intención de agilizar nuestro trabajo, se quedaban cortas en aspectos fundamentales. Porque, precisamente, una de las cosas que valoro de ARMIN es que va mucho más allá. Además de permitirnos la correcta identificación de la pieza que cada vehículo necesita, nos permite conocer, en tiempo real, la disponibilidad de la misma en el almacén de nuestro distribuidor. Ahí está el verdadero salto cualitativo. De este modo, puedo hacer una estimación fiable de cuándo estará en mis manos el recambio; de cuando estará montado en el vehículo que tenemos inmovilizado en el taller. Y todo ello con información sobre alternativas compatibles con origen y precios. Algo impensable antes y que contribuye a transmitir una imagen de transparencia y profesionalidad al conductor.

“Con ARMIN, soy yo, escuchando al cliente, quien decido lo que compro, cuándo lo compro, y sin perder tiempo. Me mantiene en contacto directo con mi distribuidor, evitando errores en la identificación del recambio, pero ofreciendo, además, toda la información necesaria sobre el producto que vamos a montar”.

Nunca fue tan fácil hacer un presupuesto

“La mejora en la percepción del servicio por parte del conductor es evidente. Con ARMIN, hacer un presupuesto no puede ser más sencillo, ya que la plataforma sigue el proceso de recepción del vehículo en el taller con detalle”.

“Cuando el cliente entra en nuestras instalaciones, lo primero que hacemos es identificar el automóvil, ya sea por marca y modelo o por código de motor: ARMIN nos ofrece múltiples opciones a la hora de abrir la órden de reparación. Con un par de clicks, el programa despliega el listado de operaciones a realizar, los recambios y materiales que tenemos que utilizar y, sin necesidad de salir de la plataforma, nos da acceso a las alternativas disponibles en el almacén de nuestro distribuidor”.

“Con la información disponible, asignamos el recambio elegido a la orden de reparación delante del cliente, al que podemos decir exactamente cuándo podrá recoger el vehículo convenientemente reparado. Y es que con ARMIN Pro puedo saber, antes de empezar a trabajar en el vehículo, cuánto tiempo me llevará cada operación gracias a la inclusión en el propio presupuesto de los tiempos de sustitución contemplados por el fabricante”.

“Completado este proceso, y antes de que comience la intervención, el cliente recibe y firma la orden de reparación. De este modo, tenemos la garantía de que el proceso de trabajo se inicia correctamente, cumpliendo con todos los requisitos y eliminando errores. En definitiva, podemos decir que ARMIN es una plataforma integral que reúne todas las ventajas del mejor catálogo de piezas, ahorra errores en su identificación, y nos brinda el potencial del mejor programa de gestión de taller. Por resumirlo de alguna manera, ARMIN Pro es, por encima de todo, una estupenda herramienta comercial que facilita la venta de nuestros servicios, y con total confianza para el cliente”.

“Con ARMIN, soy yo, escuchando al cliente, quien decido lo que compro, cuándo lo compro, y sin perder tiempo. Me mantiene en contacto directo con mi distribuidor, evitando errores en la identificación del recambio, pero ofreciendo, además, toda la información necesaria sobre el producto que vamos a montar”.

¿Es fácil utilizar ARMIN?

“Tremendamente fácil. Desde el primer momento en el que conocimos el potencial del programa, de la mano de Grupo Peña, nuestro distribuidor, tuvimos claro que se adaptaba perfectamente a nuestras necesidades. Y, por fin, nos ha liberado definitivamente de los catálogos en papel”.

“Con ARMIN, hemos reducido tiempos en la gestión del recambio, ganando en control y productividad, en rentabilidad, que en definitiva es lo que toda empresa, sea del tipo que sea, persigue”.

“Y todo ello mejorando la atención a nuestros clientes. Y no solo porque yo, que soy quien más utiliza la herramienta, lo diga. Mi padre, el fundador del taller, que de esto sabe más que nadie, ya ha empezado a trabajar con ella. ¿Por qué? Porque percibe el ahorro de tiempo y ventajas que conlleva su uso”.

“Nuestros primeros pasos con ARMIN han sido sencillos. Comenzamos a trabajar con la plataforma asesorados por el equipo de Grupo Peña. Y la adaptación a la misma fue de lo más natural. Además, tenemos la seguridad de que cualquier duda que pueda surgir será rápidamente solucionada por el equipo de apoyo de ARMIN”.